Santo Domingo, República Dominicana, sábado 1 de octubre, 2022

Finjus cree tema de la violencia se debe abordar desde el hogar

Redacción HoraxHora

El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, consideró que los recientes hechos de violencia que cobraron la vida de alrededor de 10 personas es la consecuencia de los niveles de descomposición social que se viven en la República Dominicana.

Castaños Guzmán manifestó que la violencia es un tema holístico que debe resolverse entre todos, ya que afecta tanto a la ciudadanía como al gobierno.

Consideró que se debe trabajar la familia ya que el tema se debe abordar desde el hogar y no desde las escuelas, debido a que «a la escuela tú vas a formar, pero la educación es desde los hogares, simplemente».

Texto íntegro:

DEBEN UNIFICARSE LOS ESFUERZOS Y PROGRAMAS PUBLICOS Y PRIVADOS PARA ENFRENTAR TODAS LAS  FORMAS DE VIOLENCIA QUE NOS AMENZAN

La sociedad dominicana no sale de la indignación que se produjo en el fin de semana pasado en todo el país por la expresión brutal de barbarie que significó el asesinato de varias mujeres y sus familiares y la expresión de crueldad sin límites exhibida.

Esta violencia sin control contra las mujeres y las diferentes formas de violencia que surgen de la convivencia interpersonal o convivencial en todas la áreas sociales, nos indican que existen muchos problemas sociales y estructurales que ameritan la atención urgente de todos los sectores nacionales, tanto públicos como  privados, y debe generar nuevas formas de respuesta social que iluminen la conciencia social en el sentido de que esta violencia debe ser enfrentada desde cada espacio, territorio o sector, porque nadie puede considerarse al margen de ella o creerse por encima de sus garras.

Es urgente que en el país se produzca un esfuerzo concertado para que se coordinen y profundicen las políticas públicas que han sido definidas en los últimos años, al igual que los esfuerzos e iniciativas institucionales que se han diseñado. La cohesión interinstitucional que debe producirse debe reflejarse en una mejoría de los procesos de diseño, ejecución y sostenimiento de políticas públicas coordinadas, responsables y exitosas, que respondan adecuadamente a nuestra realidad, desde una perspectiva integral y con el compromiso de incrementar los recursos públicos y privados que se requieren.

Dado el alto número de denuncias sobre violencia y muertes de mujeres en situación de vulnerabilidad y desprotección, es imprescindible que se adopten políticas públicas efectivas para asegurar las medidas cautelares que contemplen protocolos de actuación que utilicen intensivamente los avances de la tecnología, para incentivas la prevención y respuesta rápida ante la inminencia de las agresiones.

La tecnología debe ser un componente importante en las nuevas políticas de contención y control de la violencia contra las mujeres, que puedan superar las insuficiencias de las simples medidas de alejamiento físico sin control de ningún tipo de autoridad oficial, de forma que se pueda ubicar rápidamente a los potenciales agresores en las situaciones de alto riesgo, como son aquellas donde ya se han producido antecedentes o tentativas de agresión. En el caso de la violencia contra las mujeres es urgente promover iniciativas que mantengan alejados a los agresores de sus potenciales víctimas y que permitan mejorar la calidad de vida de las mujeres agredidas.

La labor coordinada de las diferentes instancias oficiales, desde los órganos policiales, del Ministerio Público, los organismos de asistencia social y de acción rápida, las iniciativas privadas para acoger y apoyar mujeres víctimas, son parte de la solución a corto plazo.

No olvidemos que la violencia social ha trascendido los márgenes de la delincuencia y la criminalidad, y se expresa en el deterioro creciente de las relaciones de convivencia en la vida cotidiana, lo que se ha agravado de forma notable tras el paso de la pandemia y la búsqueda insaciable de nuevos espacios de ocio y placer en todos los sectores sociales

Pese a los valiosos esfuerzos desplegados por las autoridades del Poder Ejecutivo para superar los efectos indeseables de la crisis sanitaria, la violencia social y contra las mujeres de manera específica, se sostienen por tener causas sociales o estructurales múltiples, que solo con políticas de largo plazo serán revertidas

Sin embargo estos graves problemas deben ser enfrentados con la combinación de diferentes medidas que podrían incluir:

  1. el incremento sustancial de los recursos que el Estado invierte en la prevención y control de la violencia, especialmente en los sectores más vulnerables y expuestos, mediante programas que apunten a la generación de empleos y formas asociativas de producción y sostenimiento familiar.
  2. la revisión y adopción de los instrumentos legales y normativos que aún se requieren para enfrentar situaciones específicas, entre lo que se destaca la modificación del arcaico Código Penal que solo favorece a la delincuencia, la criminalidad organizada y las formas más abyectas de la violencia intrafamiliar y convivencial.
  3. Mejoramiento inmediato de los niveles de respuesta ante las manifestaciones de la violencia, lo que incluye, mayores recursos para la recolección de datos e información sobre las manifestaciones y causas de la violencia, sustentadas en investigaciones focalizadas en vectores sociales que agudizan este fenómeno
  4. El diseño e implementación de mecanismos ágiles y eficientes para mejorar la capacidad de respuesta de las instituciones responsables, reforzando las competencias, responsabilidad y diligencia de los funcionario encargados de hacer cumplir y activar los mecanismos de protección hacia la mujer y prevenir la violencia convivencial
  5. Apoyar programas para elevar la capacidad de las herramientas que ayudan a la investigación y documentación sobre estrategias de prevención, el uso de la tecnología, la prestación de servicios de calidad de apoyo a las mujeres sobrevivientes y sus familias, y
  6. Ampliar la cobertura y calidad de los programas de educación y concientización para una mayor efectividad de los cambios que se promueven para modificar el comportamiento y las actitudes sociales que redundan en más violencia contra las mujeres y sobre todos los sectores sociales sin excepción

Servio Tulio Castaños Guzmán

Vicepresidente ejecutivo FINJUS

23 de agosto, 2022

Compartir

Noticias recientes

Se registra temblor de tierra en la zona Este del país
Inicia plataforma web basada en periodismo, investigación y análisis
Rescatan tres de 22 personas que naufragaron en Cabrera
Más de 2500 casas han sido intervenidas luego del huracán Fiona en María Trinidad Sánchez y Samaná
Ir arriba