Santo Domingo, República Dominicana, miércoles 21 de febrero, 2024

El tabaco y salud cardiovascular

El tabaquismo, es un hábito tóxico socialmente adquirido que interviene en el desarrollo de varias enfermedades como: Infarto al Miocardio, Cáncer de Pulmón, Enfermedad Arterial Periférica, Ulcera Gastroduodenal y Enfermedades Crónicas Obstructivas pulmonar, entre otras.

Unas 500 millones de personas morirán por causa del tabaco, de estas muertes 250 millones serán a una edad prematura, es decir, antes de tiempo y ocurrirán en la edad adulta.

Cada año el tabaco causa 3.5 millones de muerte en el mundo, es decir 10,000 muertes diarias, y si se sigue la tendencia actual los fallecimientos llegaran a 10 millones anuales, entre los años 2020 y 2030.

En el humo del tabaco existen más de 4,000 sustancias en forma gaseosa o en forma de partículas, como los hidrocarburos poliaromáticos, aldehídos y otros compuestos orgánicos e inorgánicos.

La nicotina es un alcaloide líquido, incoloro, volátil, soluble y muy tóxico que aumenta la presión arterial y el gasto cardiaco, incrementa los ácidos grasos libres y la secreción de cortisol.

La nicotina y el monóxido de carbono han sido los relacionados con el daño al endotelio de las arterias (la capa más interna de los vasos).

También se han reportado que producen un aumento de la concentración de la sangre, disminuyendo su desplazamiento, lo cual favorece la presentación de eventos isquémicos (infarto).

El tabaquismo se ha asociado también con una disminución de los niveles en sangre del colesterol bueno (C-HDL), aumento de los triglicéridos y del fibrinógeno plasmático. Así mismo produce un incremento de la vasoconstricción coronaria, rotura de placas ateroscleróticas de forma prematura y favorece el desarrollo de un infarto al miocardio en forma prematura.

Fumar se considera el principal factor modificable asociado a las enfermedades coronarias (angina o infarto).

Si usted ha padecido un infarto al miocardio y sigue fumando, usted tiene una probabilidad de morir 70 veces mayor que si abandona definitivamente este hábito.

El riesgo cardiovascular atribuido al tabaco aumenta en relación directa con la cantidad de cigarrillo que se fumen por día y con la duración del vicio.

Desgraciadamente, en el mundo unos 100,000 niños y jóvenes por día se convierten en fumadores. Son los que la industria tabacalera nombra como sus fumadores de reemplazo, porque van sustituyendo a los que mueren o se incapacitan prematuramente.

Se ha demostrado inequívocamente que el consumo de tabaco, la exposición al humo de este son causa de muertes, enfermedades y discapacidad. Además, representan un riesgo inminente de salud pública a nivel mundial.

Muchos gobiernos no adoptan medidas legales y políticas para disminuir su consumo por temor a consecuencias económicas negativas que podrían generarse para sus recaudaciones ¡Grave Error!

Aproximadamente 1,100 millones de adultos en el mundo fuman; de ellos aproximadamente el 80% vive en países de bajos y medianos ingresos como la República Dominicana.

Según reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco mata a 1 millón de personas en América y a 5 millones en el resto del mundo cada año.

(Tomado de Listín Diario)

Compartir

Noticias recientes

Banesco y Copa Airlines se asocian para lanzar la tarjeta Visa ConnectMiles
Diego Pesqueira vuelve como vocero de la Policía Nacional
PRM y sus aliados lograron 60% votos de elecciones municipales
La tremenda
Scroll al inicio