Santo Domingo, República Dominicana, lunes 26 de septiembre, 2022

Más de $1,200mm de impuestos al año ‘garantiza’ a bancas seguirán operando

Manuel A. Tobías

Especial para HoraxHora

El que Quico Tabar haya decidido sacar los sorteos de las bancas de apuestas de la Lotería Nacional no dentendrá el auge de los juegos de azar, legales e ilegales, ya que los centros de apuestas oficializados  aportan al Gobierno unos $1,200 millones de pesos al año, solo en impuestos directos.

Los dominicanos, según las estadísticas oficiales, juegan entre $200 y $300 millones de pesos al día en las bancas de apuestas distribuidas por todo el país, las que crecen constantemente como la verdolaga, para una cuenta de unas de 30,750 oficialmente registradas pero con un estimado similar que operan ilegalmente, según asegura el presidente de la Federación Nacional de Bancas de Loterías (Fenabanca), Rubén Jiménez, aunque algunos entendidos en el negocio aseguran que las bancas ilegales doblan el número de las legales. Las operaciones de las bancas están reguladas por la Dirección de Casinos y Juegos de Azar, del Ministerio de Hacienda.

En el país operan legalmente seis loterías privadas, que tienen millonarios premios, y la estatal Lotería Nacional a través de la cual se celebran alrededor de un centenar de sorteos diarios. Además de sorteos con una variedad y combinaciones, se juega una amplia modalidad relacionadas con jugadas  deportivas, hasta de rugby, e incluso se apuesta a loterías internacionales, como las de Miami, Nueva York.

El escándalo del fraude en el sorteo del 1ro de mayo de este año en la Lotería Nacional puso el tema de las bancas de apuestas sobre el tapete y al desnudo varias situaciones: El alto volume de dinero que se juega a diario en el país, el auge de las bancas legales e ilegales, las rivalidades y confrontaciones entre grupos que operan bancas de apuestas, el uso de la Lotería Nacional como plataforma para las bancas realizar decenas de sorteos, las loterias privadas se quejan de que muchas bancas de apuestas usan sus sorteos diarios, que son públicos y televisados, para ofertar jugadas sin que esto sea regulados por ellos y que los beneficios vayan a otras manos sin que el gobierno reciba, además, ni un centavo de impuestos.

Sobre las operaciones de las bancas ilegales surge una pregunta, que no recibe respuesta: ¿Quiénes y cómo, entonces, se maneja este negocio illegal que deja tantos millones de pesos diarios?

Estadísticas de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) indican que, con excepción del 2020, los impuestos que recibe el Gobierno por las jugadas de bancas de juego desde 2010 han ido en aumento año por año, siendo de $1,269,6 millones de pesos en 2019. En el 2020 los impuestos que pagaaron las bancas fue de $884,5 millones de pesos. Los niveles impositivos de pago de impuestos de las bancas de apuestas están regidos por la ley 139-11, del 2011.

Esto indica que el negocio de las bancas, los sorteos, las apuestas son una realidad que dificilmente sea eliminado, primero de la costumbre que se ha generado en la gente y segundo por el flujo en continuo aumento de dinero que proporciona al fisco y, por ende, al presupuesto nacional.

Quico Tabar y las bancas

Teófilo –Quico- Tabar, un Viejo servidor público que ha ganado fama de austere, rígido, transparente a su paso por varias instituciones principalmente relacionadas con el sistema de recaudación oficial como  Impuestos y Aduanas en diferentes períodos de gobiernos, fue llamado por el presidente Luis Abinader con la encomienda de poner la casa en orden en la Lotería Nacional luego que se revelara un gigantesco fraude en el sorteo del domingo primero de agosto en que se dice un grupo de ‘banqueros’ de apuestas robaron unos $500 millones de pesos a otros, operación de la cual se acusa directamente al ex administrador de la Loteria, Luis Dicent, en prisión preventive junto a otros dos propietarios de bancas de apuestas.

Tabar, quien llegó a la Lotería con un decreto de forma interina, pero que cuando fue arrestado el suspendido administrador de la Lotería, Dicent, y otras nueve personas, fue nombrado de forma oficial, le marchó a los sorteos que las bancas producían desde la institución.

“Se trata únicamente, de que no los realice la Lotería Nacional con sus recursos y a su nombre. Que los haga o realice Fenabanca o por la vía que Hacienda considere o establezca. Pero no la Lotería Nacional, ya que no son para una actividad en la que tiene responsabilidad en las ventas de números ni con los premios que se otorgan. Por eso he hablado claro que se trata de desvincular a la Lotería Nacional de la emisión de los sorteos. No de Mediante una comunicación por escrito Tabar explica que su intención no es eliminar los sorteos, como algunos su eliminación. Que lo realicen ellos”, indicaba el comunicado.

Tabar dice que cuando se le hizo este planteamiento a los miembros de la Fenabanca ellos no se opusieron.

“Lo que hicimos recientemente no fue otra cosa que reiterar mediante comunicación lo que ya les habíamos expresado y que ellos en cierto modo habían aceptado. No hay conflicto de nuestra parte. Solo coherencia. Siempre de forma amigable, pero entendiendo que la mejor forma de transparencia es deslindando campos. Que cada organismo o sector realice sus funciones. No mediante mecanismos que se presten a confusión y que ocasionen daños innecesarios al Gobierno y sus instituciones”, expuso el comunicado.

El presidente de la Federación Nacional de Bancas de Loterías (Fenabanca), Rubén Jiménez, justificó la celebración de los sorteos en la sede de la Lotería Nacional, señalando que el sector paga sus impuestos, pero se ha visto afectado por la indiferencia del Gobierno al permitir la proliferación de bancas clandestinas.

Jiménez dijo que tan pronto el pasado administrador fue suspendido y destituido se reunió con Tabar para iniciar lo que definió como “un acercamiento” indicando que “vamos a dialogar sobre el tema (de la suspensión de los sorteos en los salones de la Lotería) porque es muy fácil asumir una posición por redes sociales, sin ver lo que hace más de 20 años, que los dueños de bancas tienen pagando impuestos”.

Jiménez indicó que las bancas de loterías son negocios como cualquier otro, y la razón de ser de las bancas son los sorteos, es decir “yo tengo un convenio comercial, te doy un producto y tú pagas por ese producto” y explicó qu4e cuando se legalizaron las bancas de lotería, en 1999, fue el Estado quien lo hizo para que estos negocios pasaran de la clandestinidad a la legalidad, para que pagaran sus impuestos.

Asegura que a los propietarios de las bancas se les prometió crearles un sorteo, asegurando así el Estado el cobro de sus impuestos, al tiempo de restarle importancia que algunos dueños de bancas son o han sido legisladores “porque todos los sectores tienen representación en el Estado”.

Destacó que los propietarios de las 30,750 bancas de lotería legales que funcionan en todo el territorio nacional “pagan un impuesto fijo al gobierno, sin importar los beneficios o ingresos que estas generen… lo malo es que actualmente operan más de cien mil de manera irregular, sin que las autoridades hayan hecho nada para enfrentar esa situación”, expuso Jiménez.

Lo que pasaba en 2014, publicado en la prensa diaria

El vespertino El Nacional publicaba el 29 marzo 2014 un amplio reportaje sobre el tema de las operaciones de las bancas de apuestas:

“El juego de loterías genera cada día más de 160 millones de pesos, de los cuales la Lotería Nacional maneja menos del 1%, debido a la falta de controles y la forma irregular con que operan miles de bancas de apuestas en todo el país.

El desorden en el negocio de las loterías se multiplicó a partir del 2011, después que la Lotería Nacional fue despojada de la regulación de las bancas y el Gobierno transfirió esas facultades a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), mediante la Ley 139-11, “pero la DGII no posee estructura para supervisar y por eso sigue el negocio de las bancas ilegales”, dijo el director comercial de la Lotería Nacional, licenciado Tiburcio Perdomo.

Según los registros de la Lotería Nacional, en el país existen más de 40,000 bancas de apuestas de lotería, pero el 50% opera de manera ilegal por lo que el Estado deja de percibir por más de 720 millones de pesos anualmente. En la actualidad la Dirección de Impuestos Internos solo tiene registradas 28,144 bancas y pagan impuestos 20,000, pero la proliferación de bancas crece en todos los campos, sin importar los niveles de pobreza de sus residentes y en las ciudades están en todas las esquinas, entre dos y cinco localizadas a pocos metros.

La esperanza de los pobres por logar un golpe de suerte que cambie su vida si logran el premio siempre está presente en cada jugador.

En ocasiones también apuesta a la pelota de aquí y las Grandes Ligas, en Estados Unidos, que empieza este domingo.

El licenciado Perdomo, quien además es presidente de la Junta Superior de Control de la Lotería Nacional, admitió que esta institución “no tiene control del juego de lotería y perdió su espacio en la población, situación que ha dado lugar a que sólo controle un 0.8% del mercado y el sector privado administra el 99.02%”.

Dijo que la mayor actividad del juego está bajo en control de Leidsa, con más de 16 años operando, Loteka y Loto Real, con dos sorteos diarios a las 1:45 de la tarde y las 9:00 de la noche y decenas de consorcios de bancas a nivel nacional, pero afirmó que los sorteos son confiables. Estas empresas mueven diariamente 77 millones de pesos, según el ejecutivo de la Lotería.

Al entrar en vigencia la Ley 139-11, el 24 de junio de 2011, la Lotería Nacional tenía registradas 30,000 bancas de apuestas y cobraba 9,000 pesos cada cuatrimestre para un monto total de RD$1,080 millones de pesos, dijo Perdomo quien calificó la Ley 139-11, como un fracaso, no solo para la Lotería Nacional, sino para el Estado, porque antes la Lotería recibía 1,150 millones por concepto de pago de impuesto, dinero que se utilizaba el 30 por ciento en obras de bien social y ahora no está llegando nada en ese sentido.

Debido a la merma en las recaudaciones se han reducido los programas de asistencia sociales de remodelación de viviendas y otros servicios que brindaban a los sectores más humildes, lamentó el funcionario.

“Pero en definitiva todo esto ha traído como resultado que al jugador nadie lo ampara, porque quien debía hacerlo es la Lotería, pero ahora con la aplicación de esta ley nadie lo protege”, concluyó Perdomo”.

En junio del 2014 el matutino El Día publicó una información en el mismo sentido, aunque con otros detalles:

“Los dominicanos juegan alrededor de 300 millones de pesos al día (más de cien mil millones de pesos al año) sólo en las bancas de loterías, cifra que pudiera ser mucho mayor debido a la gran cantidad de bancas ilegales instaladas al margen de las autoridades.

En el Ministerio de Hacienda hay registradas 30,750 bancas legales pero se estima que existe una cantidad similar de bancas ilegales. En otras palabras, la cantidad de bancas reales andaría por más de 60 mil.

Las ventas por bancas

Los técnicos indican que para una banca subsistir debe vender alrededor de 3,500 pesos por día, pero el promedio de venta es de entre 7,000 y 10,000 pesos, aunque hay algunas que venden hasta 50 mil pesos al día.

Es en base a esas cifras que las autoridades estiman que los dominicanos juegan alrededor de 300 millones de pesos cada día en las bancas de loterías.

Pero si se toma en consideración que el número de bancas ilegales pudiera igualar a las legales, entonces esa cifra se estaría colocando entre los 500 y 600 millones de pesos diariamente (unos 185 mil millones de pesos al año).

Control de sorteos

Hacienda, a través de la Dirección de Casinos, inició un proceso de control de los sorteos y eliminación de bancas ilegales.

En ese concepto se inscribe la eliminación de cinco de los diez sorteos que realizaban cada día las loterías privadas y la estatal Lotería Nacional.

Además, ajustó los horarios para que no coincidieran los sorteos.

Anteriormente la transmisión de los sorteos de la Lotería Nacional los pagaba la Federación Nacional de Bancas (Fenabanca), pero a partir de la citada resolución lo asumió el Ministerio de Hacienda.

La Dirección de Casinos del Ministerio de Hacienda realiza desde hace varios meses, con el apoyo de los banqueros reconocidos, un proceso de eliminación de bancas de apuestas ilegales.

Banqueros y las loterías

Casi de manera simultánea al control de los sorteos diarios se ha desatado otro conflicto, ya que las loterías privadas han reclamando que las bancas no autorizadas por ellos se abstengan de vender sus productos, alegando violación a los derechos de marca.

Como consecuencia de esas acciones, Fenabanca reclama al Ministerio de Hacienda que le dé la exclusividad a ellos de la comercialización de los sorteos de la Lotería Nacional y prohibir a los puestos de las loterías privadas que vendan productos relacionados a la lotería del Estado.

Los banqueros realizaron ayer un piquete para que se acojan sus propuestas”.

Compartir

Noticias recientes

Restablecen servicio eléctrico en todos los municipios de provincias afectadas por huracán Fiona
Inicia plataforma web basada en periodismo, investigación y análisis
Jueza de SD decide mantener en prisión al general Adán Cáceres
Albert Pujols
Ir arriba