Santo Domingo, República Dominicana, martes 27 de septiembre, 2022

Analizan que muchos quieren Covid se quede para siempre

  • Muchísimas secuelas nos ha dejado la pandemia, y aún se desconoce cuándo se detendrá esta situación.

Especial para HoraxHora

Pese a los serios esfuerzos que las autoridades han desplegado a lo largo de estos 15 meses para combatir la pandemia del coronavirus, pareciera que hay mucha gente que no quiere ver el fin del Covid-19 en nuestro país.

Millones de dosis de vacuna se han aplicado y siguen siendo aplicadas, medidas de control sanitario y hasta el más prolongado toque de queda que ha sufrido el país se han impuesto, pero no pocos desafían las medidas de control y parecieran esperar que un milagro logre salvarnos del Covid-19 y por ello no quieren cumplir las restricciones, aunque tienen como objetivo el bien colectivo.

En un tiempo transcurrido de 15 meses, desde que en este país se detectó el primer caso de Covid-19, la población dominicana ha pasado por momentos desgarradores, de desesperación e impotencia, con incontables horas de insomnio y de vigilia vividas en los frentes de hospitales y clínicas por parientes de ingresados en camas UCI en procura de enterarse de su situación, debido a que por la condición de éstos no pueden ni acercárseles.

A todo esto se agrega que el personal médico y de enfermería de esos centros asistenciales se desenvuelven en faenas extraordinarias por salvar vidas, y que en muchos casos, cuando retornan a sus hogares también se muestran temerosos hasta de acercarse a sus parientes. En esto hay que agregar la cuota de médicos y enfermeras que han pagado con sus vidas ante la enfermedad, y los que han sobrevivido a esta para contarlo.

A estas alturas, ya pasan de 3,700 las personas fallecidas en todo el país, desde marzo de 2020 hasta estos días. A todo esto se agrega una reducción frenética de los volúmenes en el comportamiento del turismo, colapso de establecimientos comerciales, incremento del desempleo, personal de más de 60 años que fue despachado a su casa para que labore en forma virtual.

También, inflación galopante en el comercio, un año escolar que se ha desenvuelto con serios contratiempos, reducción en la dinámica de los sistemas de transporte. Y algo muy importante, la enorme sangría en que ha tenido que incurrir el Estado dominicano para hacer frente a la pandemia.

Como se ve, el Covid-19 nos ha dejado todo un ensarte de secuelas y complicaciones en nuestro modo muy particular de conducirnos. Y por los malos comportamientos entre grupos de personas, todo indica que el letal virus nos acompañará por largo rato.

Al 9 de junio de este año, la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas tenía registrados 726 contratos activos vinculados al estado de emergencia que vive el país por un monto de RD$8,860 millones, según una publicación del Listín Diario fechada este domingo 13 de junio.

Además, hasta esa fecha existían 384 contratos pendientes por RD$791 millones; 1,106 contratos terminados que implicaban RD$ 6,571 millones; y 426 que habían sido cancelados por un valor de RD$ 9,267 millones.

Dramas familiares

Desde que fue detectado el primer caso del coronavirus en el territorio nacional, en marzo de 2020, y en todo el trayecto de tiempo transcurrido, ríos de lágrimas han llorado miles de familias, y con el terrible drama de estas no poder dar un último adiós digno a sus seres queridos que han fallecido por esta causa.

No pocos suelen estar preparados para recibir la peor noticia dada por un despreocupado empleado o una enfermera: que su pariente tuvo una recaída y falleció.

Hasta el 31 de marzo de 2020, según el boletín número 13 del Ministerio de Salud Pública, se habían reportado 1,284 casos confirmados del virus, con 175 nuevos casos, y 147 en aislamiento hospitalario, y 57 fallecidos, con una tasa de letalidad de 4% por cada cien mil habitantes.

El 21 de julio del 20, casi cuatro meses después de detectarse el primer caso del virus en RD, Salud Pública reportó que por cada cien mil habitantes la tasa de letalidad era de 9.56, para entonces con un acumulado de 999 muertes.

Dos meses y medio después, el 4 de octubre, la tasa de letalidad había descendido a1.86 por ciento. Para entonces, la tasa de positividad diaria seguía a la baja, y se ubicaba en 12.71%. Había 114, 480 casos acumulados, de los que estaban activos 21, 980.

Casi un año después de que se detectara el primer caso de Covid, el 18 de marzo de 2021, a través del boletín número 364, Salud Pública reportó que la tasa de positividad de las últimas cuatro semanas se situaba en 11.05%, y la diaria en 15.18%, mientras que la tasa de letalidad era de 1.31%. El total de fallecimientos por Covid-19 sumaba 3,257.

Restricciones para visitar y no recibir visitas, para acudir a establecimientos comerciales, para desplazarse a determinadas horas del día y la noche en plena libertad, las universidades, escuelas y colegios con clases virtuales han provocado cúmulos de ansiedades entre los distintos segmentos de población, entiéndase adultos mayores, adultos, jóvenes y niños.

Y lo peor de todo es que, con todo y el enorme esfuerzo desplegado por las autoridades para que toda la población acuda a vacunarse, aún no se sabe cuándo saldremos de esta situación.

 

 

Compartir

Noticias recientes

Haití
Detienen a 49 haitianos
La Insuperable y Yailin anuncian colaboración y Anuel responde
Cantante Shakira irá a juicio por presunto fraude fisca
Ir arriba